domingo, 6 de julio de 2014

LA TERRINA DE CALABACIN DE SAMANTHA

Hola, hola, parece que el tiempo mejora y podemos disfrutar de las noches en el jardin, que me encanta, solo velas, y esa oscuridad que parece terciopelo, que nos rodea, una leve brisa, buenos amigos, y come, bebe y se feliz es mi filosofia de este verano.
Ya ves, la cena solo he aportado un poquito de trabajo, el salmon ahumado, lo trajo mi prima de Noruega, los calabacines, unos de la huerta de una amiga, y otros  de otro amigo, y mi amiga Pepita, trajo una Pastela Moruna, exquisita. Asi da gusto, verdad?


Hace tiempo probe esta terrina en casa de mi comadre Sevillana, me gusto mucho, y mi ahijado comenta, mi madre no hace mas que ver Canalcocina.  Como me acordaba, me puse a buscar, Pastel de calabacin, y tengo que decir, que con los resultados de busqueda no llegue a donde queria, buscando por Samantha de España, por fin aparece, y es una delicia, solo lo he rectificado un poco para el gusto de mi gente, aqui teneis mi version.
Si quereis la de Samantha ;
 su receta aqui


Para la terrina hace falta
2 calabacines grandes
6 huevos
100 ml de nata
1 cucharita de nuez moscada
1 cucharita de levadura en polvo
100 gr de queso ementhal rallado
50 gr de quedo parmesano rallado
Sal rosa del Himalaya
Una pizca de pimienta blanca molida
AOVE

Para la crema acompañante.
50 gr de rucula
2 cebolletas
1/2 calabacin
La piel de los otros 2 calabacines
AOVE
Pizca de sal
Pizca de pimienta recien molida

Cebollino fresco.













Se empieza por cortar los calabacines por la mitad, y cortando rodajas finas de igual tamaño, unas 14 rodajas, se pone un poco de sal, y en una sarten engrasada con aove, le damos 4 min por cada lado. Mientras se pelan los trozos de calabacin restantes, reservando las pieles, se pican en daditos y se frien. Una vez frito, se pone en un colador, el calabacin contiene mucho liquido, y no lo queremos, y se deja enfriar un poco.
Ahora batimos los huevo con la nata, el queso parmesano y la mitad del queso ementhal, añadimos la nuez moscada, sal y pimienta, y se añade los daditos de calabacin bien escurridos.
Se engrasa un molde rectangular, y se pone las rodajas de calabacin en el fondo y en las paredes del molde, y con cuidado se vierte la masa que hemos preparado. Se cubre con la otra mitad del queso parmesano, y al horno, 160 grados durante unos 50 min. Que quede dorado, y pincha con un palito de madera para verificar que este hecho. Se deja enfriar.

Mientras hacemos la crema, en una sarten pochamos las cebolletas picaditas, la piel de los calabacines y el 1/2 calabacin en trozos. Una vez blanditos, se pasa a un robot, se añade la rucula, sal y pimienta y  se tritura hasta obtener una crema fina y muy verde.
Se enfria ambos en el frigorifico, minimo un par de horas.

Se sirve con cebollino fresco picado.
Plato ideal para el lunes sin carne.
Feliz semana para todos.
Love
Hilde