martes, 1 de abril de 2014

COSAS DE NIÑ@S

Hola, hola, ayer me encontre esta receta dentro de uno de mis libros de cocina, que recuerdos, y como
le gustaba a mi hija ponerse ella solita en la cocina, subida en una silla, a preparar esta masa, y luego invitar orgullosa a sus amiguitos a merendar.
 Siempre he animado a mis hijas a disfrutar en la cocina, y las dos se estan  haciendo muy buenas cocineras. No recogian mucho, pero no queria quitarles la alegria de cocinar, de la creatividad, con engorrosos fregados y limpiezas. De mayores ya han aprendido, bueno, la que se ha independizado si, la que vive todavia con nosotros, asi, asi.

En las vacaciones, en la finca de los abuelos, el ritual de la merienda, sobre todo mi padre, no se libraba ninguna tarde, ellas ponían mantel, vajilla de juguete, cafe y gofres o algún pasten que habían hecho con su abuela y el siempre andaba por allí haciendo cosas con sus Wellies. Así que allí lo veis, a la costumbre Noruega, morfar, el abuelo, se tenia que quitar las botas para tomar la merienda de juguete. Que paciencia la del abuelo.


































 Que bien se lo pasaban, ya de mas mayores, el dejaba el césped crecer durante semanas para que las nietas lo cortara con un pequeño tractor cortacesped. Y no olvidemos la pesca, desde cangrejos a caballas, y a veces de improviso si no tenian carnada le ponian salami al anzuelo, picaban los peces, ya lo creo, y después se asaba  en la barbacoa en alguna de las miles de islas que tiene el fiordo de Oslo a la luz del sol de medianoche.
Estoy muy orgullosa de la educación que han recibido mis hijas,  han conocido dos culturas muy diferentes entre si a fondo, las dos son grandes amantes de la naturaleza, han aprendido con la que nos rodea aquí en Granada y de la Noruega.
De la receta creo que bien conocida por tod@s, no digo nada mas que le añadimos un poco de ralladura de limon o lima, los ingredientes se ponen todos en un bol y se mezcla con la batidora electrica unos minutos.
Se engrasa el molde con AOVE y aqui usamos pan rallado ( del pan que sobra, lo dejamos secar, y en la Termomix la conseguimos mas fino o grueso, segun el uso, aqui usamos el mas fino).
El horno precalentado en aire a 170 grados, y unos 30 min. suelen ser suficientes, se pincha con un palito de madera, si sale limpio, el bizcocho esta hecho.

Mas tierno y jugoso no puede salir.


Cocinas con tus hij@s?
Es divertido, se crea un ambiente intimo, ellos disfrutan, pasatempo ideal cuando llueve y que orgullosos se ponen de sus creaciones. Animate.

Que paseis una buena semana.


Love
Hilde