sábado, 20 de diciembre de 2014

ROSQUILLAS DE BERLIN

Hola , hola, no se si alguien de vosotr@s se encuentra como yo, con un gripazo de ordago, dolor de articulaciones, de garganta y la nariz parece un grifo. Bueno que le vamos a hacer, esperar que se pase pronto y listo. Solo tengo ganas de dormirrrrrrrrrr.


Desde hace algunos días tengo praparada la receta de Berlinerkranser, o Rosquillas de Berlin, son el numero 6/7 dulces de navidad de Noruega, no veo que tenga fuerzas para hacer el 7, pero después de nochebuena lo haré.
 De postre nochebuena, voy a preparar la tarta hela da Noruega con chocolate Daim, y por supuesto comemos pavo, la receta esta de las navidades pasadas.
Estas rosquillas son muy ricos, y como toda la repostería en general en Noruega, no contienen demasiado azúcar, por eso se pone el azúcar por encima.
Aqui el azúcar perlado no es muy habitual, pero he encontrado una que sirve en la tienda on line de     Maria lunarillos, en un par de días tienes sus productos en casa.
Salen unas 30 galletas.


Se empieza por batir las yemas con el azúcar, hasta que este disuelta el azúcar, y se reserva. En otro bol se mezcla la mantequilla a temperatura ambiente con la harina, hay que usar las manos, en cuanto este bien mezclado, añadimos la mezcla anterior y se vuelve a mezclar con cuidado.
Con una cucharita cogemos un trocito de maza, se hace una bola lisa, u luego con la superficie ligeramente enharinada, hacemos un rulo de unos 8 cm, se cruza y se pone en la bandeja del horno con un papel de hornear o uma manta de silicona. Se bate la clara de huevo, y se pincela n las galletas. Encima se va poniendo las perlas de azucar.


Horno precalentado a 180 gr , calor arriba y abajo y en unos 12 min. están listos, solo vigila que no se quemen. Están un poco blandos al sacarlos del horno, pero en cuanto se trasladan a la rejilla, se van enfriando, y se ponen crujientes.
Guardar en una caja de galletas que cierren herméticamente.



                                    Con esto me voy a la camita, a ver s me pongo bien para noche buena.

                                                                           love
                                                                          Hilde