jueves, 2 de octubre de 2014

LA TARTA DE ALMENDRAS DE MI MADRE Y SEGUIMOS POR COSTA DA MORTE


Hola, amigos, pues ya cumplí el ultimo año que empieza por 5, pero me siento exactamente igual que  antes,  conclusion, los años no cuentan, lo que cuenta son las ganas de vivir, y esas me sobran.
Fue un cumple muy divertido, porque mis hijas nos mandaron al cine, y a la vuelta, la casa decorada, y la cena preparada, asi da gusto. Una cena totalmente a mi gusto, con mucha verdura, y el pastel que mi madre y hasta mi abuela preparaba. Riquisima, una bomba de calorias, pero la recomiendo y ahora con las almendras recién recogidas, todavía mejor.


Tambien os quiero contar la siguiente etapa por la Costa da Morte, nos despertamos en Santa Cruz de Oleiros, y nos gusta desayunar en cafeterias locales, y aqui fue con una vista de lujazo, el castillo emplazado en una pequeña isla, con su contemporaneo puente peatonal para  entrar, entiendo que es un sitio muy popular en la zona para celebrar bodas, la vista desde el Hotel Portocobos es espectacular. Y al fondo la ciudad de La Coruña, ya lo conociamos de un vaje anterior, esta vez pasamos de largo.









Puerto de Malpca.


















 Pero seguimos camino y fuimos por la costa hasta Malpica, pueblo con puerto pesquero, y playas, bonito, pero sin llegar a mucho mas, asi que hicmos alguna foto y seguimos hacia Corme, por recomendacion de un vecino, destinado en La Coruña.
Llegamos pronto para comer y decidimos ir a la punta Roncudo, con su faro, el mar bravo, mucho viento, y decidimos ir en coche, pero es un camino muy apropiado para hacer a pie con mejor tiempo. Aquí es donde recogen los mejores percebes, apenas atados con unas cuerdas, jugando se la vida. Señal del peligro de estas aguas, varias cruces de piedra, pintados recientemente de blanco, enclavados en las rocas para memorar los naufragios.  Se pone la piel de gallina, y mas siendo hija y nieta de marineros.



Sin palabras, solo se oia el rugido de las olas.





Con el olor a marina, el sonido de las fuertes olas rompiendo contra las rocas, se nos ha  abierto ya el apetito, y volvimos a Corme, el sitio que nos habían recomendado, una especie de bajo, tipo cochera, ya lo habian cerrado por esta temporada, y pidiendo consejo por la calle, tengo que decir que los gallegos son serviciales, simpaticos, gente con los dos pies en el suelo, y nos mandaron al Restaurante Miramar, lo mas alucinante la vista del cuarto de baño, una gran playa de arena blanca, y la comida, por fin habia pimientos de Padron, que ricos, y los percebes, pequeños, pero con el mejor sabor. Tengo que mencionar que el restaurante sirve menus, en una mesa vecina, en mi vida he visto unas fuentes tan enormes de comida, desde luego aqui hambre no va a pasar nadie. Buen servicio, vista al mar, una decoraconantgua sin pretenciones, pero la calidad de la comida, aqui es lo que importa.
La web del Restaurante Miramar
Teniamos mas pueblos para visitar en nuestra lista, pero el tiempo fue empeorando, y decidimos seguir hasta Fisterra, pero lo dejo para el proximo post.

Para preparar esta tarta nos hace falta
5 claras de huevo
250 gr de almendras moldas (no muy fino)
200 gr de azucar







Para el topping
5 yemas de huevo
125 gr de azucar
100 ml de nata de montar
1 cucharilla de escencia de vanilla
150 gr de mantequilla a temperatura ambiente


Se empieza por separar las claras de las yemas, y en un bol se baten las claras añadiendo el azucar poco a poco, hasta que espese, mientras se pican las almendras (sin pelar) en la Thermomix 3 o 4 golpes es suficiente. Se añade las almendras picadas a la masa, mezclando con cuidado. Se pone en un molde engrasado y enharinado, se lleva al horno precalentado a 175 grados, 40-45 min.pincha con un palillo, tiene que salir seco. Se deja enfriar en la rejilla, y una vez frio con la ayuda de un cuchillo se saca del molde y se coloca en una fuente.


Se prepara el toppng, en un cazo se mezcla la nata, las yemas, el azucar y la vainilla, se acerca al fuego, removiendo hasta que se espese, pero sin que hierva . Se aparta y se deja enfriar. Una vez frio se añade la mantequilla removiendo hasta que este totalmente incorporada. Se reserva en el frigorifico.. Una vez fria, con una espatula de silcona ponemos una espesa capa de crema, esta vez me salio un poco liquida, y churreteaba por los lados, la proxima vez cuidare de espesarla un poco mas, y se pone en el frigorifco hasta la hora de servir.

















Espero que os guste.
Love
Hilde