domingo, 28 de septiembre de 2014

TARTA DE MANZANA Y LLEGAMOS A LA COSTA ATLANTICA

Hola de nuevo, en Noruega las manzanas son la fruta que mas se cultiva, cada casa con jardín tiene sus propios manzanos, y cuando llega este tiempo, hay repostería y postres de manzana en todas las mesas. Esta es especialmente fácil de preparar, y como casi siempre, no demasiado dulce, la he llevado a casa de mis vecinos, gracias Margarita y Paco, que bien lo pasamos, donde hemos disfrutado de un fantástico almuerzo y la tarta para la merienda.
Viveros.






Nuestro viaje por el cantábrico gallego sigue, desayunamos en el casco antiguo de Viveiros, lo que mas me impresiono fue el musgo en las vallas de sus estrechas calles, por el húmedo clima. El puente que pasa de Viveiros a Covas tiene una vista espectacular del pueblo y las playas, pero ahora seguimos camino a Estaca de Bares.



 En algún sitio leí que El Puerto del Barqueiro merece una visita, intente buscar alojamiento, pero no encontré en ninguna de las famosas web de reservas, solo hay dos  hostales y en verano deben tener huespedes mas que suficientes. Pero este pueblo tan bonito, tan cuidado, con tanto encanto, solo contamos 4 matrimonios como nosotros de visita, era el 16 de septiembre.


 Nosotros buscábamos ESTO, pequeños puertos, tranquilos, para pasear, para descansar, para cargar las pilas, su gastronomía, su vino, pero no pudo ser, queríamos ver muchas mas cosas.



O· Barqueiro, pueblo turstico y pesquero.
Armando, ya se que no te gusta salir por aqui, pero sabes que despues de 34 años juntos, presumo de lo bien que se conserva, o lo conservo, jejeje
Impresionante nudo marinero en el Faro de Estaca de Bares.
Puerto de Bares.

Estos mariscadores saliendo del puerto.

Subimos del pueblo al faro mas septentrional de España, Estaca de Baras, y seguimos a su pequeño puerto, también muy típico, y con su gran playa de arena blanca. Pero teníamos una meta y seguimos camino, siempre carretera regional, atraves de bosques de pino y eucaliptos, helechos, y campos verdes con vacas pastando y pueblecitos rurales.

Cedeira.
Los Balcones Atlanticos, o de Cristal, me fascinan, se nota, no?





 La meta era el Restaurante El Kilowatio en Cedeira, precioso pueblo a lo largo del Rio Condomiño, que sale al Atlantico.  Pero como nos quedamos cuando llegamos y cierran los martes, si que tenemos mala suerte con la restauracon en este viaje.
 En la misma acera hay varios bares y restaurantes, y porque me sonaba de ver el nombre en algún sitio elegimos La Taberna de Placa do Peixe, con su decoración marinera y manteles de cuadritos vichy, los mejores mejillones al vapor que he probado en mi vida, un calamar de la Ria y unas croquetas de queso cabrales, tengo que decir que no somos muy comilones, y aquí nos sobro. Mi camara se quedo sin pilas y Santi el amable propietario, se ofrecio a cargarla, y nos quedamos sin fotos de la comida, pero os prometo que aqui me enamore de un Gallego, El Mejillon.
Una comida muy agradable, a buen precio, el ambiente un poco estresante, se lleno hasta los topes.


Proxima parada tenia que ser Pontedaume, pero me dormi, y como a mi marido y conductor no le importa hacer kilometros, siguio conduciendo.


 Cuando me desperte, estaba un poco desubicada pero  empece a buscar hotel, pero esta vez no era tan fácil, el 15 de septiembre habían cerrado muchos establecimientos,  gracias a un camarero del Restaurante El Pino y a Booking, a unos 30 km. llegamos a Santa Cruz de Oleiros. Nos alojamos en el Hotel Portocobo, el único hotel moderno en la zona. Otra vez estaba lloviendo y nos fuimos al pueblo y en la primera cafetería que encontramos, los Gin Tonic de la tarde, estábamos algo cansados, así que en el mismo sitio nos pusieron una carne de buey gallego con pimientos, y resulto muy buena.
El hotel algo espartano en muebles la habitación y el baño muy grande pero un poco incomodo su distribución, pero un buen colchón que es lo mas importante, y el personal muy amable también.
Web de Hotel Portocobo
Y sorpresa, sorpresa en el próximo post os cuento que nos encontramos a la hora del desayuno.


Ahora  vamos con la receta:
3 o 4 manzanas verdes
2 laminas de hojaldre
1limón
4-5 cucharas soperas de azúcar moreno
Mermelada de albaricoques
1 huevo

Se extienden las laminas de hojaldre solapandolas un poco y doblando los bordes hacia dentro. Se ralla la piel del limón y se reserva. Luego se exprime, en un bol ponemos el zumo del limón y dos
cucharas soperas de azúcar moreno y se bate un poco. Se pelan y descorazonan las manzanas y se parten en gajos finos, y se pasan al bol con el zumo de limón para que no se pongan negras.



 Luego se colocan encima del hojaldre como se ve en la foto, se espolvorea con 3 cucharas soperas de azúcar moreno y la ralladura del limón. Se bate el huevo y con el pincel de silicona se pinta los bordes del hojaldre, y se pone en el medio del horno precalentado a 175 grados durante 40 minutos.
Se saca del horno y se pasa a la rejilla, ahora todavia caliente, con el pincel de silicona pintamos las manzanas con mermelada de albaricoque, a temperatura ambiente, hasta rellenar un poco los huecos entre las manzanas y para darles brillo.


















              Cuando esta completamente frío, pasamos la tarta a una bandeja de servir, y a disfrutar.


                                                                Espero que os guste!!!,


Las asofaifas, fruto tipico para esta epoca, y esta noche, siempre ultimo domingo de Septiembre, proseciona La Virgen de las Angustias, Patrona de Granada

Los ultimos acantilados del Cantabrico Gallego.

Se acaba septiembre, dios mio como pasa el tiempo.
A por octubre with love!

Hilde