jueves, 6 de noviembre de 2014

MORCILLA DE OTURA EN HOJALDRE

Hola amig@s, hoy si que ha llegado el frio,  esta mañana en Granada, buscaba los rayos de sol para andar por el centro, cuando llevábamos ya meses, por la acera de enfrente, la de la sombra. Y a la vuelta me he puesto a cambiar los armarios en serio, que pesadilla, pero que satisfacción a las 22 horas con un buen trabajo ya hecho, todo limpico y bien colocadito.
Pero entre medio de los recados me dio tiempo de parar en nuestra carnicería local,Carnicería   Segura, en busca de sus inmejorables embutidos caseros, sobre todo la morcilla, tan típica de Granada, y en dos versiones, la que pica y la que no, la primera con su guita roja, así se reconoce, y no se equivoca una luego a la hora de preparar las comidas.
En su momento justo de curación, mas bien fresca, para esta receta, pero también me lleve una seca, como me gusta con un poco de pan y tal cual como aperitivo, esta de lujo. Mas bien como poca carne o productos carnicos, pero esta morcilla, por nada del mundo la dejo.

1 paquete de masa de hojaldre
1 morcilla de cebolla
5 cucharas soperas de mermelada de albaricoque
1 puñado de piñones.
1 huevo

Se empieza por pelar la morcilla, y la carne se pone en una sartén, dandole vueltas continuamente, dejamos que se haga a fuego lento. En otra sartén seca se tuestan los piñones y se reservan.
Una vez que la morcilla esta frita, y fuera del fuego, se añade la mermelada de albaricoque, y se mezcla bien.

En una bandeja de horno se pone la masa de hojaldre, se pincha con un tenedor varias veces, y en la mitad del hojaldre se pone la mezcla de la morcilla con los piñones tostados encima, se envuelve, y se enrolla los bordes para cerrar del todo. Algunas veces hago un rollo, otras veces hago dos mas pequeños, dividiendo la hoja del hojaldre en dos, así es mas fácil de cortar en porciones después.


 Se pinta con el huevo batido y se mete en el horno precalentado a 170  grados durante unos 20 minutos, hasta que vemos el hojaldre dorado.
En casa este es un picoteo muy popular, con una cerveza bien fresquita, o mejor una copita de tinto, ahora con el frió, ya veréis que rico sale.






En dos partes, mas facil de cortar y repartir.

QUE APROVECHEN.
LOVE
HILDE