domingo, 2 de marzo de 2014

NOSTALGIA Y DULCE CONSUELO

Ya no se si vivo en el sur o en el norte, este clima me esta volviendo loca. Por que hace frío y llueve todos los fines de semana? Donde esta mi sol, calentito, y brillante en este cielo Mediterraneo, lo echo tanto de menos.
 
 Así que ayer me acorde de este consuelo, cuando las clases del instituto eran un poco duras, fisica, quimca y no olvides el aleman, hacia  un frio de narices, pero, pero, en ese recreo de media mañana, la panadería de toda la vida, a la vuelta de la esquina, calentita, con un olor pan y bollos recien hechos.
Mmmmmmmm, y  "skolebrød", que recuerdos, era como si la crema de vainilla del centro era el propio sol, y me lo comia despacito, pringando los dedos de frosting con  coco rallado,  dulce, cremoso y sticky.
Asi que he decidido compartir este dulce tipico de mi tierra, skolebrød significa pan de colegio, pero no era costumbre de todos los días, lo de todos los dias era un lunch box, preparado en casa, y eso lo hacia todavía mas especial.

Ingredientes masa:
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
550 gr. de harina de trigo ( aproximadamente)
90 gr. de azucar
1 cucharita de levadura en polvo
1/2 cucharita de sal
325 ml. de leche entera
50 gr de levadura de panadero ( Mercadona en refrigerados)


Ingredientes crema de vainilla:
1 vaina de vainilla
500 ml de leche entera
6 yemas de huevo
100 gr de azucar
1 y 1/2 cuchara sopera de Kuzu:
Con las claras que sobran, teneis la receta de
Soplllos de la Alpujarra

Ingredientes cobertura:
120 gr azúcar glass
Unas gotas de agua
100 gr de coco rallado


Se empieza por calentar la leche a 37 grados, se añade la levadura, deshaciéndola con los dedos y se remueve hasta que este disuelta. En un bol , recuerda que la masa tiene que doblar su tamaño, se pone 3/4 parte de la harina y la mantequilla, y se va amasando. A veces lo hago con las manos, otras con la batidora con las varillas de amasar pan.
Una vez mezclados, se añade el azúcar, la sal, la levadura en polvo, mezcla, y se añade la leche con la levadura poco a poco, ahora tiene que quedar una masa que no se pega al bol, añade mas harina hasta que se quede así.. Se tapa con film, y  se llena el fregadero con agua caliente hasta la mitad, y aqui  ponemos el bol 30-40 min, hasta que doble el tamaño.


Mientras se va haciendo la crema de vainilla, primero se aparta un poco de leche para diluir el Kuzu, magnifico espesante natural, el resto se va calentando, añadiendo la vaina de vainilla, antes partido por la mitad, y con una cucharilla sacamos las semillas, ( se pone ambos en la leche), cuando hierve se reserva. Se baten las yemas con el azúcar, esta vez se me olvido, pero si añades 1/2 cucharilla de  colorante amarillo, el de la paella, vamos, se quedan mas bonitas, depende un poco del color de las yemas. Una vez disuelto el azúcar, se añade la leche con el Kuzu  diluido, mezclar de nuevo, se quita la vaina de vainilla de la leche y se añade como un a taza de leche al bol de las yemas batiendo continuamente, para que no cuajen las yemas. Esta mezcla se incorpora al cazo con el resto de la leche, batiendo fuerte, se pone al fuego, y no tarda en espesarse, retira del fuego, y se pone el cazo en el fregadero con agua fría.

Volvemos a la masa, se enharina una superficie para amasar, se hace un rollo, se parte por la mitad y cada mitad en 7 trozos, y se amasa dandole forma de pelota a cada trozo, se aplasta y se pone en la bandeja del horno, previamente cubierta con papel de hornear.
Con dos cucharas se hace una cavidad grandecita, y la llenamos bien de crema de vainilla , y con un poco de clara batida se pinta la masa. Se deja en un sitio caliente tapados con film para que fermente de nuevo, unos 20 min.


Horno precalentado a 225 gr durante 12-15 min, mejor poner 1 bandeja a la vez, tienen que quedar dorados, se pone en una rejilla para enfriar, pero todavía templados, se prepara el frosting de azúcar glass con unas gotas de agua, en una fuente se prepara el coco rallado, se pinta generosamente de frosting, y luego se pasa boca abajo por el coco. Quedan un poco pringosos, y eso es asi.

Frostng y coco.

Dicen cómeme verdad ? Y templados están mejor. Y lo bueno es que congelan perfectamente, para luego descongelar con un golpe de horno en el momento de tomar.



Todo rellenito de crema, y el bollo esponjoso.....................









Ten las servlletas preparadas, manchan, pero merece la pena.
Te mando un cachito de Noruega.

Y bueno, mañana saldra el sol, y lo disfrutaremos a tope.
Buena semana para todos.

Love
Hlde